Labios Compartidos

Canada - 20's - University Student

“Cómo no me vas a querer si soy capaz de soñar todos los sueños, incluso el más lindo de
todos: soñar que tú me amas.”

—   Jairo Anibal Niño

La Carta de Amor

Son las 3:30 de la tarde, las 3:30 en punto. Un día lluvioso de mayo, en el cual lo único que hago es pensar en ti. Lo dijiste perfecto - creo que no hubo mejor manera de decirlo - ‘de todas las voces que ocupan mi cabeza, de todas las vidas con las que me he encontrado y de todos los hilos que se han tejido, tu haz sido (y quizás siempre serás) el más fuerte, el más impactante, y el más inolvidable.

Dios sabe que la juventud se apoderó de nuestros deseos y pecados en el pasado, como dios también sabe la razón por la cual seguimos compartiendo nuestros caminos hoy en día. Aunque tenemos nuestras diferencias en tanto a ‘ideales,’ creo que el amor que tu y yo compartimos es mucho más grande.

Hubieron problemas, eso esta claro. Pero a pesar de los problemas, tu me quisiste de una manera impresionante. Me quisiste cuando yo no supe quererme a mi misma - tu paciencia, cariño y pasión por la vida envolvieron mi corazón cuando al tuyo le sobraba tanto amor. Tu forma de caminar por los obstáculos que se te han presentado es admirable - no todo el mundo posee tanto coraje. Quizás podría decir que aunque es muy tarde, también logre llenarme de ti.

He pasado varios días de varios meses tratando de descifrar el ‘por que?’ Y aunque aún no tengo una respuesta sabía, lógica o completa, se que por lo menos te ame. Quizás tu eres y siempre serás esa persona para mi. La persona con la que estoy destinada a compartir mi vida, la persona que me hará y podré hacer feliz.

No estoy segura que has pensado al respecto, no estoy segura si esto es algo que aún quisieras contemplar. Pero lo que tu y yo tuvimos - lo que tu y yo tenemos - es fuerte, es lindo y es real.

Ahora, entre mis palabras abstractas y la lluvia que acaricia el techo sobre mi cabeza, he escrito una carta de amor dedicada a aquel que me enseño a valorarme a mi misma. Aquel que me enseño que la felicidad es gratis, que la vida se comparte, y que los buenos hechos se devuelven por montones.

Ahora, entre mis puntos y comas, y entre las nubes negras que empezaron a despejar, tomare esta oportunidad para decirte que te quiero con todo mi corazón. No cabe ninguna duda que siempre estarás en mi vida, como espero por siempre estar en la tuya.

Son las 4 de la tarde - las 4 en punto. Un día oscuro de mayo en el cual lo único que hago es pensar en ti. Lo confesé - creo que no hubo mejor manera de hacerlo.

Te quiero.

Te quiero.

Te quiero.

“Déjame que investigue las últimas células de tu cuerpo, los últimos rincones de tu alma; déjame que vuele tus secretos, que aclare tus misterios, que realice tus milagros; consérvate, presérvate, angústiate; sufre el amor; espérame…”

—   Jaime Sabines

La Sinceridad

No supe apreciar lo que tenía cuando lo tuve. Tampoco supe quererte como merecías. Creo que ninguno de los dos logró descifrar esa ecuación.

Quisiera abrirme por completo, pero quien me garantiza que sabrías cuidar mi corazón? Quien me asegura que no me harías daño de nuevo?

Nuestra primera vez fue un intento fracasado. Me empece a alejar por tanto daño acumulado. Como te pido que me prometas un comienzo con un final distinto? Una historia de amor sin errores llena de cariño?

Después de haber salido de una relación desastrosa, creo que he logrado llenar un poco nuestro rompecabezas. Siento que puedo quererte y apreciarte como mereces. Pero dime, que opinas tu?

“Se me empezaron a contraer las tripas. Me sentía enfermo, inútil, triste. Estaba enamorado de ella.”

—   Charles Bukowski 

La Trayectoria

No puedo olvidar tus palabras - Aquellas que me dijeron que una parte de tu ser siempre me pertenecerá. Pensándolo bien, creo que una parte mía siempre será tuya también. Como te puedo extrañar si hace mil noches no te tengo entre mis brazos?

No creo que aún te merezca, tampoco creo que tu estés preparado para tenerme de nuevo. Yo teniendo cosas para vivir, retos que lograr, montañas por subir.. tu teniendo hábitos para mejorar, caminos por encontrar, tantos sueños que perseguir.

Hay cosas que los dos tenemos que ser y hacer por separado. Sin embargo, estoy segura que al final de un largó camino nuestras vidas se volverán a cruzar. Entre las mañanas soleadas, las tardes lluviosas y las noches serenas, eres tu el que siempre vuelve a mi.

Mientras tanto, veo mi vida pasar por la ventana. Quisiera que estuvieras compartiéndola conmigo.

“Se me antojó escribirte para decirte que en esta primera hora de soledad pienso en ti. Sólo para eso. Para decirte nuevamente que te quiero con toda el alma, que te quiero con todo lo que soy, que soy tuyo.”

—   Jaime Sabines 

El Conflicto

Decidí renunciar a mis hábitos masoquistas para llenarme de cosas buenas - Ese espacio antiguamente ocupado de oscuridad y neblina por
fin se vació.

Aquel persona que alguna vez me hipnotizo con sus ilusiones idealizadas definitivamente se largó - un espíritu pesado y dañino que anteriormente me detuvo por fin me supero.

Que hacer con los rincones de mi alma, que hacer con este corazón en recuperación? Quisiera amar. Quisiera compartir mi cariño y mi futuro con algo más que una simple tentación.

Te quiero, eso lo se, pero será que te adoro? Es un conflicto. Te amo, eso lo se, pero será que me enamore?

No he dejado de pensarte - es más, creo que cada día me lleno más de ti.

“Lo único que no engaña (así, como rasgo aislado) es la mirada.”

—   Mario Benedetti 

El Asunto Que Quedo Pendiente

Tenemos asuntos pendientes usted y yo. Asi que si desea marcharse, hagalo. Pero en algun momento se dara cuenta que aunque el orgullo lo haga fuerte, no lo hara feliz. Asi que algun dia en algun lugar del mundo, vamos a encontrarnos de nuevo, porque asi como la vida y la muerte se topan, usted y yo lo haremos para resolver esta historia inconclusa.